jueves, 4 de abril de 2013

Los enemigos en casa


Reporte Soconusco
Rogelio Santiago
Los enemigos en casa
La mano que mueve el conflicto entre las beneficiarias del programa Oportunidades es nada más y nada menos que  Mario Betancourt Leal aseguran las más de 200 mujeres inconformes, que tomaron la carreta a la altura del ejido Álvaro Obregón, ya que Mario Betancourt busca exhibir y poner en  evidencia al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.  
      Señalaron las mujeres de diversas comunidades rurales, que ellas fueron dadas de baja del programa Oportunidades de SEDESOL  como una medida  represiva por NO haber apoyado a los candidatos del PAN, quienes en las pasadas elecciones  perdieron en forma estrepitosa  al recibir el voto de castigo del pueblo  chiapaneco.  
   Fueron cerca de 230 personas quienes bloquearon durante ocho horas ese tramo carretero, como medida de presión para que las autoridades federales estén al tanto de sus denuncias, la que  en su momento dieron a conocer, evidenciando  tanto a  funcionarios como a las vocales de oportunidades pintados de azul.     
   Las valientes mujeres sostienen, que durante la pasada campaña política el empleado federal Betancourt Leal contó con el apoyo de las vocales del programa oportunidades, quienes amenazaron a las beneficiarias de ese programa con quitarles el apoyo económico si es que no votaban por los candidatos del PAN.  Ahora el represivo y racista de Betancourt Leal cumple esas amenazas y dejan en el desamparo a muchas mujeres y a sus hijos.
   Por ello, las madres de familia hacen un llamado urgente a la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), Rosario Robles Berlanga, como al joven gobernador Manuel Velasco Coello,  para que tomen cartas en ese espinoso asunto,  ante las acciones vengativas que ha emprendido el coordinador operativo regional del programa Oportunidades, Mario Humberto Betancourt Leal. De lo contrario amenazaron en continuarán con las movilizaciones hasta que las reinscriban en el programa de donde fueron expulsadas por el capricho del coordinador regional de oportunidades en esta zona.
   Las vocales de Oportunidades, por disposición de Mario Betancourt, dejaron fuera del programa a madres solteras, en su mayoría,  y adultos mayores, cuyo recurso económico les ha servido para el sostenimiento de su familia, pues con el dinero que reciben bimestralmente  compran sus alimentos y además con esos recursos lo aplican en la educación de sus hijos.
   Las quejosas exhibieron documentos, en donde a dos días que se efectuará el pago, las convocaron a una junta donde les informaron que habían quedado fuera del programa y que tampoco les pagaría el bimestre noviembre-diciembre 2012, según un escrito fechado en Tuxtla Gutiérrez el 11 de marzo de 2013.
   En el citado documento emitido por SEDESOL se explica que las familias beneficiarias de Oportunidades deben participar en un proceso llamado de recertificación, conforme al numeral ( 4.4.3.1) de las reglas de operación del citado programa, la que consiste en evaluar nuevamente las condiciones demográficas, económicas y sociales de los hogares para conocer si es necesario que continúen en Oportunidades o si dejan de ser beneficiarios, sin  embargo sostienen las mujeres rurales que ese proceso nunca se realizó en sus comunidades.
   Señalan las despojadas que todo fue una artimaña del propio coordinador operativo de Oportunidades, Mario Betancourt, para llevar a cabo su plan represivo, debido a que esa recertificación se hizo sin ir a los hogares de las mujeres afligidas, por lo que aseguran que el tal Betancourt quiere beneficiar a gente familiarizadas con las vocales de ese programa y partidarias con la ideología del repudiado Mario.
   Denunciaron que vienen incluyendo en el padrón a gente que no merece estar en el programa, porque no tienen la condición de vulnerabilidad como las quejosas. Por esa razón dijeron que las medidas de protesta continuarán, por lo que responsabilizaron al nefasto Mario Humberto Betancourt Leal por todo lo que ocurra en las futuras movilizaciones.
   La manifestación de las mujeres rurales que tomaron la carretera, este miércoles, es solo un botón de todas las irregularidades que existen al interior de la oficina del Programa Oportunidades, a la que se podría sumar la queja de las jefas de familia de las colonias suburbanas en donde se cometieron una cadena de ilegalidad en contra de hombres y mujeres de la tercera edad, madres solteras y enfermas que dependían de la ayuda económica que les daba oportunidades.
   Desde los coordinadores estatales y regionales del Programa Oportunidades  pactaron su condición de funcionarios federales con el gobierno derechista del PAN a fin de poder mantenerse en ese puesto, utilizando como promotores del voto azul a las vocales del programa que maneja Sedesol.
   La secretaria de SEDESOL, Rosario Robles, debe de tener un informe de que los actuales funcionarios que tienen el control del programa Oportunidades, al menos en Chiapas y en la zona del Soconusco, son totalmente ajenos a la actual política del gobierno del presidente Peña Nieto. Pues todos ellos esta identificados dentro del trabajo que se hizo para continuar en el poder derechista.  
   Por ello, los mismos beneficiaros dentro y fuera del programa de ayuda social vienen demandando, a gritos, una limpia de funcionarios no solo del programa Oportunidades, sino en otros muchos otros programas que maneja la Sedesol en el estado de Chiapas.
   De no ser así, tengan por seguro que la secretaria Robles Berlanga estaría dejando a su suerte a miles de chiapanecos, puesto que los enemigos del actual gobierno están en casa, haciendo y deshaciendo con los programas sociales, como hoy ocurre con el programa Oportunidades. Sino al tiempo.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada